Home-immediately access 800+ free online publications. Download CD3WD (680 Megabytes) and distribute it to the 3rd World. CD3WD is a 3rd World Development private-sector initiative, mastered by Software Developer Alex Weir and hosted by GNUveau_Networks (From globally distributed organizations, to supercomputers, to a small home server, if it's Linux, we know it.)ar.cn.de.en.es.fr.id.it.ph.po.ru.sw

Indice - Precedente - Siguiente


La siembra


Los Fines de una Siembra Exitosa

Durante la siembra los agricultores tienen que cumplir con cuatro objetivos para promover buenos rendimientos:

1. Lograr una densidad (población) adecuada de plantas. Esto requiere semillas con buenas tasas de germinación, la preparación adecuada del suelo, suficiente humedad en el suelo, la calibración correcta de la máquina sembradora (el ajustamiento), el nivel correcto para la siembra, y el control de los insectos del suelo y de las enfermedades que atacan a las semillas y a las plantas semilleros. En algunas áreas, los pájaros y los roedores también causan problemas.

2. Lograr el espaciamiento correcto de las plantas ambos en la hilera y entre hileras.

3. Hacer a tiempo las operaciones de la preparación del suelo y de la siembra. El tiempo correcto de sembrar depende de las características del cultivo (por ejemplo, los cacahuetes se deben sembrar para que la cosecha ocurra durante tiempos relativamente secos), el comienzo de las lluvias, las normas atmosféricas, y la influencia, si existe, de la fecha de la siembra sobre los problemas de insectos y enfermedades como el mildiu de la espiga del sorgo.

4. Usar la forma correcta de semillero para el cultivo particular, el suelo, y el clima

Los Metodos de la Sembradura y el Equipo

1. La sembradura a mano con un palo de plantar, una azada o un machete: Este es el método más común usado por los pequeños agricultores en los países en el mundo en desarrollo.

Las Ventajas

• Los costos de equipos son pocos.

Se necesita menos preparación del semillero que para la mayoría de sembradores mecánicos. El agricultor que siembra a mano puede empujar los terrones grandes mientras camina por las hileras, o puede sembrar directamente en el suelo sin labranza.

Las Desventajas

• Los requerimientos de tiempo y mano de obra son altos: se necesita tres o cuatro días laborales para sembrar una hectárea a mano.

• Cuando siembran a mano, los agricultores usualmente ponen varias semillas en cada hueco y colocan los huecos muy separados, parcialmente para acortar el trabajo. Esta práctica con frecuencia puede reducir los rendimientos porque resulta en una tasa muy baja de plantas semilleras y demasiado competencia entre las plantas que emergen del mismo hueco.

2. Los Mejoramientos en la Sembradura Manual

• Hay máquinas plantadoras operadas a mano que hacen el hueco para la sembradura y dejan caer la semilla en una moción (la semilla es automáticamente soltada de un depósito). Se manejan como un palo de plantar ordinario (empujados dentro del suelo) pero son más rápidos y también son muy útiles para llenar los 'saltados' (vacíos) en un campo grande. Una hectárea de maíz se puede sembrar en 15-20 horas laborales. El programa de sistemas agrícolas del IIAT en Nigeria ha diseñado una máquina plantadora muy exitosa adaptable para plantar el maíz, el sorgo, las arvejas de vaca, los frijoles, y la soya en suelo no-labrado. También puede sembrar por medio de la cobertura seca. La máquina plantadora se puede construir en talleres con acceso a escariadores o herramientas para cortar metales (no se necesita soldar). (Solicite los planes por medio del IIAT). En algunos países se venden en el mercado otros tipos de máquinas plantadoras.

Los Sembradores empujados a mano: La mayoría de los modelos requieren un semillero suelto y limpio de terrones para operar adecuadamente. A pesar de ésto, el programa de sistemas de agricultura del IIAT ha desarrollado un sembrador rotatorio (llamado un sembrador de injección rotataria, vea el dibujo) que se puede construir en cualquier taller que tiene las capacidades de soldar o cortar metal, y es manufacturado por Geest Overseas Mechanization Ltd., West Marsh Road, Spalding, Lincolnshire PE11-2BD, England (el precio es alrededor de $225 U.S.). El sembrador de injección rotatoria usa el mismo principio que la máquina plantadora manual, pero tiene seis mecanismos de injección en una rueda, más una rueda de presión (un pisón) para empacar la hilera de semillas. El diseño de norma produce un distanciamiento de semillas de 25 cm, pero se pueden hacer ruedas alternantes con diferentes espacios. El sembrador de injección rotatoria también tiene un modelo de cuatro-hileras, llevado a mano para sembrar el arroz de sembradura-directa.

La sembradura a mano en surcos hechos con un equipo llevado por animal o por tractor: Un arado de madera, un escardadera de espiga, u otro equipo se puede usar para hacer los surcos en el suelo labrado. Si se siguen ciertas precauciones se puede poner el abono en el mismo surco.

Se necesitan hileras paralelas de cultivos si se va a hacer el control de malezas con un escardadera de tracción animal o de tractor. Los agricultores pueden construir fácilmente un "trazado" de hileras paralelas de una armadura de madera o bambú con dientes de madera dura o de acero para marcar las hileras. (Un plan de este equipo útil se encuentra en el Manual del Cuerpo de Paz de titulo Animal Traction.)

Se puede mejorar la precisión del espaciamiento de las semillas con el uso de una soga o una cadena puesta a lo largo de la hilera con nudos o marcas de pintura para señalar el espaciamiento correcto. Sin este sistema es muy común que los agricultores hagan errores grandes en el distanciamiento cuando están usando palos de sembrar o tirando semillas en los surcos.

3. Los sembradores mecánicos de tracción animal o de tractor se encuentran en varios modelos. Un agricultor usando un sembrador de una hilera de tracción animal puede sembrar como 1-1.5 ha en un día y 5-8 usando un sembrador de dos hileras llevado por tractor.

Aquí siguen algunas consideraciones importantes relativo a estos tipos de sembradores:

• La mayoría de los sembradores mecánicos requieren un semillero mucho más preparado de lo que se necesita para la sembradura a mano. Algunos modelos tienen abridores del suelo especiales que permiten la operación en suelos duros o con terrones.

• El agricultor primero tiene que calibrar (graduar) el sembrador para que ponga las semillas a los intervalos correctos.

• Algunos modelos tienen accesorios para la aplicación de los abonos en una tira bajo el nivel del suelo y un poco al lado de la hilera de semillas. Este método es especialmente efectivo para los abonos que contienen el fósforo.

Los agricultores que usan sembradores sin aplicadores de abonos muchas voces riegan el abono y lo aradan antes de sembrar o lo dejan encima de la superficie; ésto no se debe hacer con los abonos que contienen fósforo! A los agricultores que van a comprar sembradores mecánicos se les debe sugerir que compren el accesorio de abonos si es uno eficaz. (NOTA: El aplicador no debe distribuir el abono encima del suelo o ponerlo en contacto directo con la semilla.)

Un sembrador de tracción animal, con una tolva para regar los abonos

El IIAT diseñó una máquina plantadora manual que se puede construir en un taller. La brida compacta el suelo sobre las semillas y determina la distancia al próximo hueco.

El sembrador rotatorio desarrollado por el IIAT y manufacturado comercialmente. También se puede construir en un taller.

Un aplicador de abonos empujado a mano. Este modelo pone el abono bajo el nivel del suelo, lo cual es esencial para los abonos de fósforo. El accesorio a la izquierda se usa para cerrar la zanja pero por lo general no se necesita.

La Población de Plantas y el Espaciamiento

Ambos la población y el distanciamiento de las plantas afectan los rendimientos de los cultivos de referencia, y los extensionistas deberían comprender las relaciones.

La Población de Plantas y sus Efectos sobre los Rendimientos

• Hasta cierto punto, los rendimientos aumentan a medida que la población de plantas aumenta, hasta que la competencia por el sol, el agua, y los nutritivos se hace muy grande.

• Las poblaciones excesivamente densas reducen los rendimientos, fomentan las enfermedades, y aumentan gravemente el vuelco del maíz, el sorgo, y el mijo porque causan tallos débiles.

• Las poblaciones excesivamente bajas acortan los rendimientos porque dejan tanto espacio sin usarse y porque cada planta tiene limitaciones del rendimiento máximo.

• Bajo la mayoría de condiciones, los cambios de población de plantas no afectan los rendimientos tanto como se cree. Esto es porque la mayoría de los cultivos tienen grandes capacidades innatas de compensación, especialmente si la población es muy baja. En este caso, las plantas responden por hacer cambios que favorecen la producción, como el macollamiento (en el mijo y el sorgo) el hechar brotes laterales (los cacahuetes, y otras leguminosas), y la producción de más vainas o mazorcas o espigas por planta. En el caso del maíz, una densidad que es 40 por ciento menos la óptima para las condiciones puede aminorar los rendimientos por sólo el 20 por ciento.

• Los cambios de población de plantas tienen más efecto bajo condiciones de la carencia de agua.

Cuál es la Población Ideal?

No hay ninguna respuesta fácil para esta pregunta puesto que la densidad óptima depende de varios factores:

La clase de cultivo y la variedad:

Debido a las diferencias de tamaño y arquitectura de la planta, los cultivos y sus variedades varían en su tolerancia a los aumentos de poblaciones. Por ejemplo, las variedades de maduración precoz son más bajas y más pequeñas que las de maduración más tardía y por eso beneficien de las densidades más grandes. Los frijoles y las arvejas de vaca responden bien a las poblaciones tres y cuatro veces más altas que las del maíz puesto que tienen un tamaño de planta más pequeño y un hábito de crecimiento que favorece la mejor intercepción de luz.

La humedad del suelo: La óptima densidad de población de plantas varia directamente con la lluvia y la posibilidad de carencia de humedad. La población tiene un efecto más fuerte sobre los rendimientos bajo condiciones de poca humedad que cuando hay humedad adecuada. Esto ocurre porque las poblaciones crecidas también aumentan el uso de agua, aunque el espaciamiento de las plantas puede influir en este uso. Esto es particularmente aplicable en el caso del maíz y el sorgo, porque los rendimientos pueden ser reducidos significativamente por aumentos relativamente pequeños en poblaciones cultivadas bajo condiciones de carencia de humedad.

Los nutrimentos: La fertilidad adecuada del suelo es especialmente importante cuando hay poblaciones densas. De hecho, el efecto del abono es con frecuencia desilusionante cuando las poblaciones son muy pequeñas para las condiciones. Efectivamente, esto es una de las razones principales que los pequeños agricultores no realizan mucho de sus inversiones en abonos. Una mazorca de maíz sólo puede crecer hasta cierto tamaño, y las tasas altas de abono no pueden completar el número reducido de mazorcas producidas por un número pequeño de plantas.

La capacidad de manejo: Las poblaciones densas requieren suelos mas fértiles y húmedos y un sistema de manejo más detallado.

El Espaciamiento de las Plantas y el Efecto Sobre los Rendimientos

Los cultivos de referencia son cultivos en hileras por buenas razones. Un plan de hileras permite el control de malezas más fácil y más rápido y facilita casi todas las operaciones de la producción. El cultivo en hileras con el espacio útil para el tráfico de equipos, animales, y hombres permite la mecanización y el manejo, no obstante el nivel de sofisticación. La distribución de la población de las plantas en el campo requiere el distanciamiento de las plantas dentro de la hilera y la distancia entre las hileras (el ancho de las hileras).

El espaciamiento de las plantas dentro de la hilera: El número de semillas que se necesitan plantar por cada metro o pie depende completamente de las poblaciones y el ancho de las hileras que han sido escogidas según las recomendaciones. Entonces la mayor consideración es si se debe usar la siembra en colinas o la sembradura en surcos. En la sembrada en surcos los sembradores mecánicos dejan caer semillas una por una por la hilera. Los pequeños agricultores que siembran a mano normalmente usan la siembra en colinas, sembrando varias semillas en cada hueco y dejando los huecos bastante separados. Esto reduce el tiempo y el trabajo y también puede ayudar la emergencia de las plantas semilleros bajo condiciones de suelos secos, pero aminora los rendimientos a causa del uso ineficiente del espacio y la competencia aumentada entre las plantas dentro de una colina por el sol, el agua, y los nutrimentos.

El ancho de la hilera: El espacio entre las hileras es determinado por el tipo de equipo y por el tamaño o la "extensión" de las plantas. El uso de equipo de tractor o de tracción animal requiere más espacio dentro de las hileras (hileras más anchas) que el USO' de azadas o aplicadores de espalda. Los frijoles se pueden distanciar en hileras mas estrechas que el maíz u otros cultivos altos y todavía permitir la cultivación con equipo de tracción animal sin peligro de tumbar las plantas. El ancho de la hilera influye los rendimientos de los cultivos en cuatro formas:

A médida que se estrecha el ancho de la hilera, las plantas se pueden distanciar más dentro de la hilera y todavía mantener la misma población. Hasta cierto punto, ésto facilita el control de las hierbas malas puesto que el cultivo crea un sombreado más temprano y más efectivo entre hileras.

Las hileras más estrechas permiten poblaciones más grandes sin apiñamiento.

A medida que se hace más ancha la hilera las plantas , las tienen que ser colocadas mas cerca dentro de la hilera para mantener la misma población. Esto puede reducir la producción.

Se debería fomentar el uso de hileras más estrechas? Aquí hay algunos puntos que se deben tomar en cuenta:

1. El cambio de hileras de 100 cm a las de 75 cm en el maíz y el sorgo puede incrementar los rendimientos por 5-10 por ciento cuando la población total se mantiene constante. Cuando se cultivan solas, las judías enanas y las arvejas de vaca enanas usualmente son sembradas en hileras estrechas (45-60 cm) por la mayoría de los pequeños agricultores. Bajo buen manejo y rendimientos, la gran parte de los estudios no han mostrado ventajas en la reducción de las hileras a menos de 75-100 cm. Considerando las condiciones de humedad marginales de las áreas de producción del mijo, las hileras de menos de 75-100 cm casi nunca son ventajosas.

2. El ancho de la hilera y el uso de agua: Aunque las hileras mas estrechas aminoran la evaporación de agua del superficie del suelo a causa del sombreado más completo y más temprano, a veces esta ventaja es cancelada por el aumento en el uso de agua (la transpiración) por las hojas más expuestas al sol. Bajo condiciones de poca humedad, la población de plantas tiene mucho más influencia sobre el uso de agua que el ancho de las hileras.

3. Es dudoso que un aumento en rendimientos de 5-10 por ciento tuviese mucha influencia sobre los pequeños agricultores cuyos rendimientos son bastante bajos. Aún cuando los rendimientos son buenos, el cambio a hileras más estrechas puede causar más problemas de los que resuelve:

Las hileras más estrechas le cuestan al agricultor más en términos del tiempo, la semilla y los pesticidas. Eso es porque la hilera mas estrecha aumenta el total de hileras por cada hectárea u otra unidad de terreno, puesto que resultan más hileras para trabajar.

Si se usa equipo de tractor, las hileras demasiado estrechas pueden causar un aumento en los danos por las ruedas de los tractores y el equipo, además de solidificar el suelo cerca de las hileras. Si se están cultivando varios cultivos con tractor, es más conveniente establecer un tamaño de hilera estándard y no estar constantemente recalculando el distanciamiento y el tamaño de las ruedas, y el distanciamiento de los dientes de las cultivadoras. Acuérdese también que el ancho de la hilera tiene que ser suficiente para permitir el control de malezas por tractor. Esto no se puede lograr con sólo las herbicidas!

Un Compendio de Las Investigaciones de Poblaciones y Espaciamiento Elaboradas con los Cultivos de Referencia

EL MAIZ: Las poblaciones demasiado densas causan los aumentos del vuelco, los tallos vacíos, las mazorcas sin llenarse, y las mazorcas pequeñas. Las mazorcas secas encascaradas pesando más de 270-310 g indican que la población de plantas probablemente fue muy baja para las condiciones y que los rendimientos han podido ser hasta el 10-20 por ciento más altos. El tamaño de la mazorca de las variedades prolíficas (de mazorcas múltiples) no varían tanto con los cambios de densidad de población como las variedades de una sólo mazorca; en vez el número de mazorcas por planta aminora a medida que la densidad aumenta.

La siembra en colina contra la siembra en surco: Se han hecho varios ensayos con el maíz que muestran aumentos de rendimientos entre 0-13 por ciento cuando la sembradura en surco (una semilla en cada hueco) se usó en vez de la siembra en colinas de dos o tres semillas por hueco. Sin embargo, el vuelco parece ser un problema más común con la siembra en surco. Los agricultores que están sembrando a mano cuatro a seis semillas por hueco se deben convencer a cambiar a dos o tres semillas por cada hueco y a espaciar los huecos suficientemente cerca para obtener la población recomendada. Es dudoso que el cambio a la sembradura en surco vale el trabajo adicional requerido bajo el método manual.

Bajo condiciones de humedad y fertilidad adecuadas las poblaciones óptimas de plantas varían entre 40,000 a 60,000 por hectárea. El tamaño de las plantas, el manejo, la fertilidad, la tolerancia de la variedad a las poblaciones densas, y la cantidad de humedad se tienen que tomar en cuenta antes de hacer cambios de poblaciones. Los estudios también muestran que las poblaciones demasiado grandes tienen un efecto negativo sobre la producción del maíz cuando hay poca humedad.

EL SORGO: La población óptima varia significativamente según el agua asequible, la altura de las plantas, la capacidad de macollamiento, y la fertilidad. En la variedades que macollan bien las poblaciones son menos importantes que con el maíz puesto que las plantas pueden compensar por las poblaciones bajas o altas con la variación de su producción de tallos laterales.

En Africa Occidental, las variedades mejoradas fotosensibles de larga estación y las variedades de estación-corta no-fotosensibles se siembran a una tasa de 40,00080,000/ha bajo buen manejo; las variedades fotosensibles-enanas de larga estación se siembran a tasas de 100,000/ha o más.

Todas las poblaciones mencionadas aquí se basan en la monocultura.

EL MIJO PERLA: En Africa Occidental, el mijo se siembra en colinas usualmente a un metro o más de distancia; muchas semillas se plantan en cada colina, y dos o tres semanas después se hace una entresacadura. Esto requiere mucha mano de obra y raras veces se puede terminar antes de que ocurra una competición seria. Los ensayos del ISCRASAT en la Volta Superior mostraron que el mijo germina mejor cuando son sembradas muchas semillas por colina y que la sembradura en colina sobrepasa los rendimientos de la siembra en surcos. A pesar de ésto, otros trabajos del ISCRASAT en Africa Occidental no mostraron ninguna diferencia entre los rendimientos de las siembras en colina y las sembraduras en surco.

La población y el distanciamiento: En Africa Occidental, los mijos perla del tipo Gero con frecuendia se intercalan a poblaciones de 7500-8500 plantas por hectárea con dos o tres otros cultivos. Las Maiwa más altas de estación larga se siembran a 40,0000 -80,000 plantas/ha cuando son sembradas solas bajo condiciones de buen manejo. Para las variedades Geros enanas mejoradas, se recomiendan las poblaciones más de 100,000/ha.

La mayoría de las variedades tienen tendencias fuertes de macollamiento y se adaptan según las variaciones de densidad por medio de cambios en la producción de hijos. Dentro de limites, los rendimientos no son muy afectados por los cambios en poblaciones.

LOS CACAHUETES: En partes de Africa Occidental, los cacahuetes con frecuencia son intercalados en combinación con el sorgo, el mijo, y el maíz. Puesto que los cacahuetes son los más valiosos, la tendencia es de mantener la población de cereales al nivel de 3000-6000 colinas por hectárea y la densidad de cacahuetes alta en 30,000 colinas por hectárea, o lo mismo que bajo el monocultivo.

En Africa Occidental, la población de plantas recomendada por las variedades cultivadas solas varia entre 45,000-100,000/ha. Las hileras varían entre 24-36 pulgadas (40-60 cm) y el distanciamiento de las semillas en la hilera entre 15-25 cm. Para los tipos Virginia las poblaciones de 45,000-60,000 han resultado las óptimas, con más altas poblaciones recomendadas para las variedades Español-Valencia.

Unos estudios iniciales en los Estados Unidos en los primeros años de las décadas de 1940 y 1950 lograron aumentos de rendimientos de 30-40 por ciento con cambios al ancho de las hileras de 90 cm a 45-60 cm. Pero en esa apoca los rendimientos estaban relativamente bajos (1550 kg/ha). A medida que los rendimientos han aumentado mediante los años, la importancia del ancho de la hilera ha disminuido considerablemente, y la mayoría de agricultores estadounidenses están usando anchos de 75-95 cm con una semilla a cada 10 cm. Una densidad de una planta cada 15-20 cm se considera adecuada, pero el cultivo esquilmante se necesita para compensar por las pérdidas.

Dos nuevos acontecimientos pueden influir el ancho de las hileras: 1) las variedades nuevas enanas que no se extienden para cubrir un ancho de 90 cm. 2) Los reguladores del crecimiento de las plantas, como Alar, que acortan los entrenudos (los entrenudos son los espacios entre los nódulos en los tallos y las ramas) que achican el tamaño de las plantas y son especialmente apropiados para las plantas enredaderas.

LOS FRIJOLES: Las investigaciones del Centro Internacional de Agricultura Tropical (CIAT) en Colombia han mostrado que las judías enanas cultivadas sólas producen los rendimientos más altos con distanciamientos de 30 cm entre hileras y de 9 cm en el surco, o de 45 cm entre hileras y 6 cm entre plantas en el surco (el equivalente de 400,000 semillas/hectare). Una mesa de rendimientos normalmente se alcanza entre 200,000-250,000 plantas actuales por hectárea, pero las pérdidas entre la siembra y la cosecha con frecuencia son entre 25-40 por ciento, los cual indica que se necesita bastante cultivo esquilmante. Las sembraduras de alta densidad también parecen aumentar el alto de las vainas del suelo, lo cual aminora los problemas de pudrimiento. A pesar de ésto, las hileras muy anchas agravan la pudrición de tallos por Sclerotium en las áreas donde es prevalente.

Los estudios del CIAT y el Centro para la Agricultura Tropical, Investigaciones, y Entrenamiento (CATIE) indican que las poblaciones de judías enanas entre 200, 000-250, 000/ha también son ideales cuando se cultiva Junto con el maíz.

Los ensayos con las judías trepadoras muestran que las poblaciones finales de 100,000-160,000/ha son las óptimas, aunque se cultiven sólas y enrejadas o con el maíz.

LAS ARVEJAS DE VACA: En Africa Occidental, las variedades mejoradas de la arveja de vaca de tipo de vid se cultivan a densidades de poblaciones de 30,000-100,000/ha en hileras distanciadas entre 75-100 cm.

LOS GARBANZOS: Un estudio del ISCRASAT mostró que los rendimientos se mantuvieron relativamente estables bajo una gran variedad de densidades de plantas (4-100 plantas por metro cuadrado).

Pautas para Producir una Buena Densidad y un Distanciamiento Apropiado

Hay ocho factores claves que determinan si un agricultor verdaderamente pueda producir una buena densidad de plantas con un espaciamiento apropiado a las condiciones:

• La capacidad de germinación de las semillas
• El porcentaje de cultivo esquilmante
• La profundidad de la siembra
• La condición del semillero (los terrones, la humedad, etc.)
• El tipo de semillero (en plano, en hileras o en caballones)
• Las medidas exactas para la sembradura a mano y la calibración de los sembradores mecánicos
• Los insectos y las enfermedades del suelo.
• La colocación de los abonos.

La capacidad de germinación de las semillas

Haga siempre una prueba de germinación antes de sembrar; las semillas buenas germinan con una tasa de 90 por ciento. Hasta cierto punto el cultivo esquilmante compensa por la germinación más baja, pero las semillas que prueban tener una tasa menos de 50 por ciento de germinación no se deben usar porque la fortaleza de las plantas semilleros también se afecta.

El Porcentaje de Cultivo esquilmante

No obstante la tasa de germinación de las semillas, el agricultor debe sembrar un exceso para compensar por las pérdidas de insectos, enfermedades, pájaros, y operaciones de cultivación. Cuando usa buenas semillas, es una buena práctica esquilmar por 15-20 por ciento para asegurar la densidad final recomendada de plantas a la hora de la cosecha. De los cultivos de referencia, los frijoles, las arvejas de vaca, y los cacahuetes tienen más tendencia a sufrir pérdidas de plantas y beneficien de la sembrada esquilmante Mucho depende de las condiciones de cultivo específicas. Las tasas altas de la siembra esquilmante (500 por ciento o más) seguidas por una entresacadura es un sistema tipo en la siembra de semillas pequeñas de vegetales como el col, los tomates, y la lechuga. Esto no es recomendado para los cultivos de referencia porque las semillas son más grandes, más fuertes y de más vigor en su crecimiento tempranero. Los gestos de mano de obra y semillas son excesivos con las tasas altas de cultivo esquilamente y la entresacadura. En Africa Occidental el mijo comunmente se entresaca después de ser sobre-plantado, pero esta práctica no se debe recomendar.

La Profundidad de la Siembra

La profundidad óptima de la siembra varia según el cultivo, el tipo de suelo, (arenoso o arcilloso), y la fuerza de absorción del suelo. Las semillas se deben colocar con suficiente profundidad para que haya humedad para la germinación, pero a un nivel suficientemente superficial para que la emergencia de la planta semillero no sea difícil. Los agricultores locales se deben considerar las últimas autoridades de la mejor profundidad para la siembra, pero hay unas pautas generales:

• Las semillas se pueden sembrar a más profundidad en los suelos arenosos que en los arcillosos sin reducir la emergencia de las plantas.

• La sembradura debe ser más profunda bajo condiciones de poca humedad del suelo.

Las semillas grandes tienen más fuerza de emergencia que las pequeñas, pero ésto también depende de la estructura de las plantas semilleros. El maíz, el mijo, y el sorgo empujan por el suelo con puntas espigosas que ayudan la emergencia. Los cacahuetes, los frijoles, y las otras leguminosas emergen de forma mucho más embotada.

Las Variaciones Normales en las Profundidades para la Siembra de los Cultivos de Referencia

El Maíz:

3.75-8 cm

El Sorgo:

3.75-6 cm

El Mijo:

2-4 cm

Los Cacahuetes, los frijoles y las Arvejas de Vaca:

3-8 cm

La Condición del Semillero

Los terrones y la humedad del suelo afectan la germinación. Algunos suelos, especialmente los que tienen mucho aluvión, tienden a formar una superficie dura, una costra, cuando se secan después de la lluvia. A veces ésto puede reducir seriamente la emergencia, especialmente la de las leguminosas. Si es necesario, estas costras se pueden romper con un una grada de dientes u otros enseres caseros.

Las semillas deben estar en contacto firme con el suelo húmedo. La mayoría de sembradores de tractor tienen ruedas de acero o caucho de "pisón" que corren detrás y ayudan a mejorar el contacto de las semillas con el suelo.

E Tipo de Semillero

Los cultivos se pueden sembrar en semilleros planos, en surcos, o en caballones, según el suelo y el clima. El desagüe bueno y las condiciones libres de agua estancada son especialmente importantes para los cacahuetes, los frijoles, y las arvejas de vaca, los cuales son particularmente susceptibles a las pudriciones de raíces y tallos. Se deben plantar en semilleros planos si el drenaje es bueno, o encima de surcos o caballones si el drenaje es inadecuado. Si está sembrando en plano, es importante evitar la formación de depresiones en la hilera de semillas que se podrían llenar de agua. Esto es un problema con el uso de los sembradores mecánicos con ruedas pesadas de pisón, pero se puede evitar con el uso de ruedas más anchas y la adición de más tierra a la hilera antes de pasar con el sembrador.

La calibración del sembrador; La precisión de la sembradura a mano

Los sembradores mecánicos tienen que ser calibrados (graduados) antes de la siembra para asegurar el espaciamiento correcto de las semillas.

La sembradura manual es susceptible a grandes errores del cálculo del ancho de las hileras y del espaciamiento de las semillas si no se hace algún esfuerzo para asegurar la precisión. El uso de una soga o cadena a lo largo de la hilera con nudos o marcas pintadas para indicar el espaciamiento es recomendado.

Los insectos y las enfermedades del suelo

Puede ser necesario tratar las semillas con un polvo fungicida para ayudar en el control de las pudriciones de las semillas que son especialmente serias bajo condiciones frescas y húmedas. El tratamiento de las semillas o del suelo con un insecticida también se puede necesitar para proteger contra los daños de los insectos que atacan las semillas y las plantas semilleras.

La colocación de los abonos

Los abonos colocados muy cerca a las semillas o en contaco con ellas puede prevenir o seriamente reducir la germinación. Esto depende de la clase, la cantidad, y la colocación de los abonos.


Indice - Precedente - Siguiente