Home-immediately access 800+ free online publications. Download CD3WD (680 Megabytes) and distribute it to the 3rd World. CD3WD is a 3rd World Development private-sector initiative, mastered by Software Developer Alex Weir and hosted by GNUveau_Networks (From globally distributed organizations, to supercomputers, to a small home server, if it's Linux, we know it.)ar.cn.de.en.es.fr.id.it.ph.po.ru.sw

Indice - Precedente - Siguiente


Capitulo cinco: Curriculo


Primer paso: Metas
Segundo paso: Objetivos
Tercer paso: La secuencia de las actividades del aprendizaje
Cuarto paso: Recursos
Quinto paso: Planes de enseñanza
Primer ejemplo de curriculo
Segundo ejemplo de curriculo
Capitulo seis: Implementando y evaluando la enseñanza
Diagnóstico
Ejercicios previos a la lectura
Haciendo arreglos
Participación de los aprendices
Dinámicas de grupo
Desarrollando un buen ambiente para el aprendizaje
Agrupando a los aprendices.
Actividades en el salón de clases.
Exámenes y evaluaciones


El proceso de desarrollo de currículo, es decir, el proceso de transferir los objetivos educacionales al contenido del curso y estrategias educativas, es un elemento central en cualquier programa educativo. El currículo presenta lo que será aprendido y como ha de aprenderse, detallando la secuencia del contenido del curso que se va a presentar y los métodos que se utilizarán. Los planes de enseñanza, los planes detallados para cada sesión de instrucción, son redactados posteriormente basados en el diseño del currículo.

Han sido realizados muchos trabajos en el desarrollo de currículos para la alfabetización por la organización Laubach Literacy International, UNESCO, gobiernos nacionales y otros grupos. Un educador debe primero considerar la viabilidad del uso o adaptación del currículo existente antes de emprender el desarrollo de un currículo completo. Si el educador está considerando un proyecto de "alfabetización específica", que enseña solamente un grupo de habilidades limitadas, identificadas durante una evaluación de necesidades, puede que tenga que diseñar un currículo específico para sus necesidades Aún así, los currículos existentes pueden proveer recursos valiosos para un proyecto de alfabetización específica ya que muchos componentes genéricos pueden utilizarse en una variedad de currículos.

El diseño de currículo para cualquier tipo de proyecto envuelve un proceso de cinco pasos: establecer metas, establecer objetivos para alcanzar dichas metas, situar actividades educativas que apoyan los objetivos en secuencia, identificar los recursos y escribir los planes de enseñanza.

Primer paso: Metas

Figura

Una meta describe lo que un currículo espera lograr en forma general. En programas educacionales, el primer paso en el proceso de decisiones educativas es el de determinar qué metas son apropiadas basado en la evaluación de necesidades y otros elementos de la planificación del programa.

En un programa de alfabetización nacional extenso, las metas reflejarán los objetivos de desarrollo del gobierno. La meta más comúnmente expresada para los programas nacionales es la de que los aprendices adquieran una destreza a nivel de escuela primaria en la lectura y escritura; la matemática simple es incluida a menudo. En otro tipo de programa de alfabetización general puede ser la habilidad de leer y escribir cartas simples a familiares o el de poder leer el periódico publicado para nuevos alfabetos.

Otros programas tienen metas más específicas y limitadas. En Ecuador, un proyecto de la educación no formal de la Universidad de Massachusets y USAID les enseñó únicamente la lectura a un grupo de aprendices. El personal del proyecto encontró que las habilidades motoras de la escritura presentaban un obstáculo que causó que los aprendices abandonaran las clases. Cuando la lectura fue la única materia enseñada, las tasas de agotamiento fueron menores. El mismo proyecto tenía clases separadas que sólo enseñaban habilidades numérica, y otras que sólo enseñaban matemáticas de mercadeo. Ambas le dieron al aprendiz una ventaja en el mercado. El capítulo siete presenta ejemplos de materiales del programa del Ecuador.)

Figura

En el estudio del caso de Senegal descrito en el capítulo 10, la meta era la de que los participantes pudiesen leer la información en las bolsas de fertilizantes. En programas de alfabetización específicos como éste, las metas son muy limitadas. En "Making Literacy Work", Anzalone y McLaughlin describen otras metas de alfabetización específicas basadas en los requisitos de un número de ocupaciones en Gambia. Un análisis de estos requisitos de trabajo fue parte importante la evaluación de necesidades en el cuál se basó el currículo. Por ejemplo, los autores encontraron que:

a) un sastre debe poder leer una cinta de medir, escribir las medidas en un papel y calcular las cantidades de tela requeridas para varias piezas basándose en un grupo de dimensiones o medidas;

b) un reparador de radios debe poder leer los números y las letras para identificar los componentes eléctricos, leer los números en un voltímetro y leer y escribir los nombres y números de las piezas de repuesto;

c) un mecánico que trabaja por su cuenta debe poder leer y escribir los nombres y números de las piezas de repuesto o los números de modelo de vehículos y leer los números en los instrumentos de medición;

d) un carpintero debe poder leer una cinta de medir, calcular la cantidad de pies de tabla de madera requerida para un trabajo en particular y leer una cianocopia y un diagrama de corte transversal.

Estos requisitos fueron redactados en declaraciones de metas para el diseño del currículo.

La clave para escribir los objetivos de currículo es recordar que la declamación debe reflejar una acción observable. La acción descrita debe ser una que el aprendiz podrá lograr al final del programa. El lenguaje usado para describir la acción debe ser específico y la acción debe poderse evaluar o medir.

Por ejemplo, una meta del proyecto podría escribirse de la siguiente manera: "Los aprendices podrán leer y escribir una carta sencilla a los familiares explicando los recuentos más importantes del mes pasado". La acción requerida está descrita de formas específicas y es mensurable. En esta declaración, el aprendiz y el adiestrador tienen una idea clara de lo que debe acontecer para que el programa sea determinado como exitoso.

Segundo paso: Objetivos


Los objetivos describen lo que se tiene que hacer para lograr cada una de las metas del currículo. Los objetivos, al igual que la metas, están escritos en términos de acciones o comportamientos específicos observables. Estos objetivos son operacionales, con limitaciones de tiempo y aptos para cuantificación.

Los objetivos definen el aprendizaje que debe acontecer en cada una de estas tres áreas-destreza, conocimiento y actitudes. (En algunas literaturas educativas, estas tres áreas de aprendizaje se llaman el dominio psicomotor, el dominio cognocitivo y el dominio afectivo. En un programa de alfabetización efectivo, los objetivos satisfacen las necesidades de cada una de estas áreas. El aprendiz debe demostrar destreza en la escritura y la pronunciación de palabras (el dominio psicomotor). El aprendiz debe además conocer a fondo ciertos conceptos para demostrar un conocimiento de lectura, reconocimiento de palabras, vocabulario y estructura de oraciones (el dominio cognocitivo). Sin embargo, no podrá lograrse ningún progreso en estas áreas a menos de que las actitudes también sean consideradas (el dominio afectivo). El aprendiz debe demostrar una motivación positiva hacia el aprendizaje, un entendimiento del valor de la alfabetización en su vida y debe sentirse cómodo en su rol de aprendiz adulto.

Figura

Por lo general, la alfabetización se adquiere con la práctica y es fácil de evaluar. La adquisición de conocimiento se cataloga en el grado mediano de dificultad en lo que a la enseñanza y la medición se refiere. Los objetivos que están relacionados con el cambio y el desarrollo de las actitudes son los más difíciles de planificar y medir. Sin embargo, estos objetivos son a menudo la parte más importante de un programa educativo.

Para poder describir los objetivos, cada meta debe dividirse en partes que reflejen todas las habilidades, conocimientos y actitudes que una persona deberá tener para lograr la meta. Cada una de esas partes se expresa en lenguaje claro y activo. Cada declaración de los objetivos debe describir un comportamiento que puede ser logrado solamente por la persona que ha adquirido esa destreza, conocimiento o actitud en particular.

Por ejemplo, un objetivo no debe estar escrito de la siguiente manera: "El aprendiz sabrá todas las letras del alfabeto". Debe escribirse así: "El aprendiz podrá escribir cada letra del alfabeto después de pronunciarlas." La segunda declaración describe un comportamiento que puede ser observado fácilmente.

Para completar el proceso de definir los objetivos, se debe añadir una medición del nivel de proficiencia que debe ser logrado y el límite de tiempo que hay para lograrlo. Si el aprendiz debe lograr el 100 por ciento de los objetivos, ése será el nivel de proficiencia necesario; sin embargo, por lo general una meta un poco más baja es aceptable. El diseñador de currículo puede decidir que obteniendo un 75 por ciento en un exámen del contenido incluido en los objetivos es una meta satisfactoria.

El currículo debe tambien presentar un período razonable de tiempo para lograr cada objetivo. Este periodo de tiempo es importante aún cuando cada aprendiz progrese a un paso diferente; ya que asegura que el grupo sigue acercándose a la realización de las metas proyectadas El tiempo requerido para alcanzar cada objetivo varía dependiendo de las habilidades de los aprendices, del instructor, el material que se va a aprender y la duración proyectada del programa.

Los siguientes ejemplos de objetivos para un programa de alfabetización general proveen una demostración más a fondo de cómo se pueden escribir los objetivos.

Ejemplo

Habilidades. Estos objetivos describen las acciones físicas que demuestran el dominio de las habilidades en cuestión. Estos son los objetivos más fáciles de escribir, ya que las acciones que describen pueden ser observadas y medidas con facilidad. Por ejemplo:

a) El aprendiz podrá escribir todas las letras del alfabeto, en forma mayúscula y minúscula;

b) El aprendiz podrá escribir palabras usando las letras del alfabeto;

c) El aprendiz podrá escribir su nombre;

d) El aprendiz podrá escribir todos los números;

e) El aprendiz podrá pronunciar cada letra del alfabeto.

Conocimiento. Estos objetivos describen comportamientos que sugieren que un aprendiz está familiarizado con ciertos conceptos y puede recordar y usar ese conocimiento. El diseñador del currículo debe buscar comportamientos que puedan ser exhibidos solamente por una persona que haya adquirido ese conocimiento. Por ejemplo:

a) El aprendiz podrá decir el nombre de cada letra cuando la vea impresa y en cursiva, en mayúscula y en minúscula;

b) El aprendiz podrá nombrar cada número cuando lo ve impreso y en cursiva;

c) El aprendiz podrá producir el sonido de cada letra por separado y en combinación con otras letras;

d) El aprendiz podrá decir si la letra es una vocal o una consonante;

e) El aprendiz podrá combinar vocales y consonantes para formar sílabas;

f) El aprendiz podrá combinar letras para hacer palabras;

g) Al recibir una lista de 250 palabras comunes en su lengua, el aprendiz podrá decir cada palabra y definir la misma;

h) Al recibir una lista de 2,000 palabras comunes en su lengua, el aprendiz podrá decir cada palabra y definir la misma;

i) El aprendiz podrá leer oraciones sencillas usando una lista de 250 palabras comunes y podrá explicar en sus propias palabras lo que dichas oraciones quieren decir;

j) El aprendiz podrá leer oraciones sencillas usando una lista de 2,000 palabras comunes y podrá explicar en sus propias palabras lo que las oraciones quieren decir;

k) Al recibir un tema, el aprendiz podrá escribir diez oraciones sobre el mismo.

Actitudes. Estos objetivos describen comportamientos que sugieren qué actitudes han sido adquiridas por el aprendiz. Es difícil escribir objetivos para las actitudes puesto que no hay una forma de saber cómo se siente la gente. El diseñador del currículo debe buscar comportamientos aceptables que una persona con una actitud deseada podrá exhibir. Para un curso general de alfabetización, éstas podrían ser:

a) El aprendiz podrá explicar cómo su alfabetización beneficiará a su nación, su comunidad y su familia.

b) El aprendiz podrá discutir varias maneras en las que podrá usar su alfabetización para beneficiarse a sí mismo, a su familia y a su comunidad.

c) El aprendiz podrá describir los sentimientos negativos que tiene como aprendiz adulto, por qué se siente de esa manera y qué está haciendo para contrarrestar estos sentimientos.

El valor de estos objetivos es que identifican los tópicos que deben ser discutidos para lograr las metas del currículo. El educador debe desarrollar actividades, métodos y materiales de aprendizaje para cada uno de estos objetivos. Los objetivos y las actividades de aprendizaje para apoyar las metas deben ponerse en una secuencia lógica para obtener un programa de enseñanza coherente.

Tercer paso: La secuencia de las actividades del aprendizaje


Se puede diseñar una secuencia de las actividades de aprendizaje de una lista de objetivos para formar un programa coherente. Cada objetivo puede tener varias actividades que deben completarse antes de que se logre el objetivo. Estas actividades puestas en una secuencia lógica proveerán la base de los planes específicos que se van a desarrollar posteriormente. La secuencia debe seguir una progresión lógica de presentar material nuevo que enriquezca lo que se ha aprendido anteriormente y que permita la práctica del material ya presentado. La secuencia debe empezar con contenido ya conocido por los aprendices y proceder con material relacionado desconocido. La secuencia debe ir de lo simple a lo complejo, de lo concreto a lo abstracto.

Por ejemplo, una secuencia de actividades del aprendizaje podría progresar desde el reconocimiento de objetos hasta el reconocimiento de palabras que representan dichos objetos continuando hasta oraciones sencillas escritas con esas palabras. Otra secuencia puede guiar a los aprendices desde una asociación de un número de objetos variables con números escritos, al uso de números para hacer cálculos simples.

Sin embargo, puede que una secuencia propia de las actividades del aprendizaje no siempre sea tan obvia. Por ejemplo, el reconocimiento de las letras puede parecer sencillo comparado con el reconocimiento de una palabra, pero muchos programas han encontrado que la presentación de palabras completas antes de que la presentación de las letras funciona mejor. En este caso, la palabra que representa un objeto en realidad puede ser más simple y más concreta que todo el sistema de letras que representan los sonidos del lenguaje.

Figura



Cuarto paso: Recursos


Además de la totalidad de los currículos, pueden haber libros, revistas, materiales de práctica del estudiante o juegos provenientes de otras fuentes que el educador puede modificar para poderlos usar en su programa. La disponibilidad de estos recursos puede estimular al educador a modificar su currículo de tal manera que le permita aprovecharse de materiales existentes.

Un educador debe identificar todos los recursos exteriores que se necesitarán durante el curso y debe asegurarse de que todos los maestros podrán utilizarlos en algún momento. Esta lista de materiales debe ser preparada por escrito e incluida como parte de cada secuencia. Las tablas, el equipo y los materiales demostrativos constituyen ejemplos de cosas necesarias.

El educador también debe considerar los recursos de enseñanza que están a su disposición para el programa. El currículo debe estar diseñado con los maestros o facilitadores en mente. Si el educador quiere añadirle contenido funcional al programa, pero no cuenta con el personal para enseñarlo, puede que tenga que abandonar esa idea por algún tiempo. Si el programa tiene un grupo de maestros dedicados, será posible tener elementos curriculares innovadores y complejos. Si los maestros son voluntarios que tienen tiempo o experiencia limitada, los elementos del currículo deben ser sencillos para que el adiestramiento de maestros se lleve a cabo en forma rápida y sencilla.

Quinto paso: Planes de enseñanza


Cuando se haya decidido cuál ha de ser la secuencia de las actividades de aprendizaje, el educador tiene que considerar cuáles métodos y materiales ha de usar para apoyar cada actividad. Estas están descritas, con el contenido que se va a enseñar, en un grupo de planes de enseñanza que dividen las actividades de aprendizaje en períodos regulares de tiempo. Si los aprendices se han comprometido a pasar períodos de dos horas por semana en la alfabetización, los planes de enseñanza deben ser diseñados para ajustarse a esos períodos de dos horas.

El próximo paso es el de escribir un plan de enseñanza para cada período de clase en el curso. En el plan, el maestro delinea el contenido (actividades de aprendizaje), y los métodos y materiales que han de usarse. Para cada día, el maestro toma notas de cómo presentar el contenido y conducir la sesión de clases. Como ya mencionamos, un objetivo simple, como el aprender a reconocer las letras, puede incluir varias actividades de aprendizaje que tienen que completarse antes de que se logre el objetivo. Estas actividades podrían llevarse a cabo en las primeras sesiones de clase y ser escritas en varios planes de enseñanza.

Hay varias guías sencillas que el educador puede seguir para hacer un plan de enseñanza para una sesión de clase en particular. Debe haber tiempo al principio de la sesión para que el maestro le explique a los aprendices lo que han de aprender ese día. Esto ayudará a los aprendices a prepararse para el aprendizaje. Cada clase debe tener por lo menos un segmento de tiempo para repasar el material recién aprendido, especialmente en la última sesión o en las sesiones más recientes. El material nuevo se debe limitar a lo que se puede aprender fácilmente en la mitad del tiempo que se le ha designado a la sesión de clase. Debe haber tiempo para que el nuevo material sea integrado con lo que se ha aprendido anteriormente. Al final de la sesión, deben permitirse algunos minutos para que los aprendices formulen preguntas sobre el material discutido ese día o sobre cualquier otro material.

A continuación mencionamos un ejemplo de un plan de enseñanza simple:

ACTIVIDADES

TIEMPO

MATERIALES

DESCRIPCIÓN

(1) Apertura

5 minutos

Diagramas "T" y "M"

Saludos y uso de diagramas para explicar las actividades del día

(2)Repaso

10 minutos

Diagrama "T"

Repasar lo que se apredió la semana pasada - las sílabas ta, te, ti, to, tu Señalar los elementos en el diagrama y pedirle al aprendiz que identifique algunos Preguntar si alguien puede formar una palabra con estas sílabas.

(3) Material Nuevo

30 minutos

Diagrama "M"

Presentar material nuevo para la semana las sílabas na me, mi, mo, mu. Para cada sílaba pronuncie el sonido al señalarlo en la tabla. Pedirle a la clase que lo repita y cada estudiante o producirá sólo. Guiar la discusión del tema presentado en el diagrama "M" y explicar las sílabas.

(4) Práctica 10 minutos


Bloques silábicos

Usar bloques para
practicar todas las sílabas aprendidas hasta ahora. Dividir el grupo en dos equipos y pedirles que usen bloques para formar cuantas palabras puedan en 10 minutos.

(5) Cierre

5 minutos

Ninguno

Contestar preguntas y terminar

El maestro debe estudiar el plan antes de comenzar la clase, así como asegurarse de que los materiales necesarios estarán disponibles, y decidir sobre cuáles métodos usar para cada actividad. La indicación de tiempo es para propósitos de planificación solamente. Si una de las actividades está procediendo bien, se le debe dar más tiempo. Si una no está funcionando o si los aprendices ya dominan ese material, la actividad debe ocupar menos tiempo.

El maestro puede decidir tener una sesión solamente para repasos de vez en cuando. Si una parte del material nuevo es muy difícil, el maestro puede decidir tener una sesión solamente sobre ese material. Pero, como regla general, las sesiones deben tener actividades variadas.

Primer ejemplo de curriculo

Curriculum

Este ejemplo de currículo es de un proyecto de alfabetización general. El educador ha conducido una evaluación de necesidades y hallado que algunas mujeres analfabetas quieren aprender a leer y escribir cartas. Ellas viven en un pueblo alejado del de sus familiares, y les gustaría tener alguna forma de comunicación. Las cartas pueden ser enviadas a través del sistema postal o mediante contactos en el mercado local que viajen a sus pueblos.

Meta: El aprendiz podrá leer y escribir una carta sencilla que explique todos los eventos del mes pasado.

Objetivo 1: El aprendiz podrá mirar cualquier palabra de la siguiente lista de 18 términos y asociarla con la figura que la palabra representa. (Inclúyase lista de 18 palabras).

Materiales: Dieciocho (18) diagramas, cada uno con una palabra y un dibujo de lo que la palabra representa. Estas 18 palabras contienen todas las letras y sonidos del lenguaje. Las palabras son conocidas por todos los aprendices. Para este ejemplo, el primer diagrama demostrarla un grupo de niños con la palabra "niños" escrita debajo.

Actividades: Los aprendices se sientan en un circulo con el maestro como parte del mismo. El maestro presenta un dibujo con la palabra y les pregunta a los aprendices sobre lo que está representado allí. El maestro dirige una discusión sobre lo que la palabra significa en sus vidas y cómo se sienten sobre el concepto u objeto allí representado. Al final de la discusión, el maestro le pide a algunos de los estudiantes que resuman lo que se ha dicho, y procede a explicar la palabra, sus sílabas y letras. En este ejemplo, las mujeres hablarían de las alegrías problemas de tener niños, cuántos son demasiados niños y cuántos son muy pocos y otros tópicos que se relacionan con sus experiencias con los niños. El maestro entonces presentarla la palabra:

en sílabas;

ni ños

en grupos de sonido;

n i ño s

y en letras;

n i ñ o s

Objetivo 2: El aprendiz podrá pronunciar el sonido de cada letra y conocerá el nombre de cada una.

Materiales: Dieciocho (18) diagramas con dibujos y retratos y un cartelón del alfabeto que incluya los dibujos de objetos que comienzan con la letra e incluya el nombre escrito del objeto.

Actividades: Después de la discusión del significado del diagrama, el maestro mostrará cómo la palabra se forma con letras y explicará cómo se llama cada letra y su sonido. Entonces el maestro usará el cartelón para reforzar esa información.

Objetivo 3: El aprendiz podrá escribir cada letra del alfabeto. Materiales: Papel, lápices, pizarra y tiza.

Actividades: El maestro usará la pizarra para demostrar cómo se hace cada letra. Entonces los aprendices practicarán con papel y lápices.

Objetivo 4: El aprendiz podrá juntar las letras para formar palabras.

Materiales: Papel, lápices, pizarra, tiza y un grupo de bloques de letras.

Actividades: El maestro escribirá una palabra en la pizarra y les pedirá a los aprendices que usen los bloques con letras para formar esa misma palabra. Entonces, el aprendiz dirá el nombre de cada letra y producirá la palabra. Todos los aprendices escribirán la palabra en un papel. Después de que los aprendices estén realizando una buena labor, el maestro solo dirá la palabra en vez de escribirla. Al principio, todos los aprendices pueden trabajar como un equipo, pero después de un poco de práctica, cada uno debe trabajar por su cuenta.

Objetivo 5: El aprendiz podrá leer, escribir y entender el significado de la siguiente lista de 1250 palabras. (Una lista de palabras se incluiría aquí).

Materiales: Papel, lápices, pizarra, tiza y un grupo de bloques de letras.

Actividades: El maestro usarla las mismas actividades del Objetivo 4.

Objetivo 6: El aprendiz podrá leer, escribir y entender una carta de 200 palabras para sus familiares, usando oraciones sencillas que expliquen los eventos principales en su vida durante el pasado mes.

Materiales: Papel, lápices, pizarra, tiza y un grupo de bloques con palabras.

Actividades: El maestro escribe una oración en la pizarra y le pide a la clase que use sus bloques de palabras para formar la misma oración. Cada aprendiz hace ésto por su cuenta. Luego, los aprendices producen una oración oralmente y la forman con los bloques de palabras. Cada vez que se forme una oración, los aprendices la escriben en el papel. Todas las oraciones deben ser sobre algo que quieran decir en la carta. Entonces se repite el mismo procedimiento pero sin utilizar los bloques de palabras. Esta vez los aprendices escriben las oraciones solamente en el papel. Cuando todas las oraciones han sido escritas, el maestro ayuda a los aprendices a ver cómo pueden agruparlas para formar la carta.

Segundo ejemplo de curriculo


Este es un ejemplo de un proyecto de alfabetización especifico con una meta limitada y particular. El educador ha conducido una evaluación de necesidades con los miembros de la cooperativa agrícola rural. Muchos de los miembros de la cooperativa son analfabetas, y los registros de la cooperativa se mantienen por escrito por un secretario alfabeto electo. Los aprendices están interesados únicamente en las habilidades necesarias para leer los libros mayores de la cooperativa para poder entender la tasa de productos que han puesto en la cooperativa, el ingreso que la cooperativa ha ganado de la venta del producto, los gastos de la cooperativa y la ganancia resultante para cada miembro. Los aprendices sólo aprenderán a leer el libro mayor, no a escribir en el mismo. La matemática necesaria para los cómputos no se enseña ya que los aprendices saben hacer los cálculos oralmente.

Meta: Los aprendices podrán leer el registro de transacciones para que cada miembro esté seguro de que existe una prueba de su parte en la cooperativa.

Objetivo 1: Los aprendices podrán reconocer todas las palabras que explican cada línea o columna del libro mayor. Las palabras son: (Aquí se incluiría una lista de las palabras usadas en el libro mayor - crédito, débito, venta de productos, cargo de almacenamiento, cargos de transporte.)

Materiales: Una copia del libro mayor y un diagrama con todas las palabras escritas junto al dibujo de la acción u objeto que representan.

Actividades: El maestro utiliza ambos materiales para enseñar el significado de cada palabra y mostrar dónde está localizada en el libro mayor. El maestro organiza un juego donde cada aprendiz debe mirar la palabra en el diagrama y hallarla en el libro mayor y explicar su significado. Estas actividades se llevan a cabo durante un período especifico de la clase, pero los materiales estarán disponibles para que los aprendices puedan practicar con ellos en grupos o sólos cuando tengan tiempo libre.

Objetivo 2: Los aprendices podrán reconocer y decir el nombre de cada miembro de la cooperativa cuando vean el nombre escrito en el libro mayor. (Aquí se incluiría una lista de los nombres).

Materiales: Una copia del libro mayor y un diagrama con todos los nombres y fotos pequeñas de cada individuo junto al nombre.

Actividades: Igual que en el Objetivo 1.

Objetivo 3: Los aprendices podrán reconocer todos los números usados para completar el libro mayor.

Materiales: Tarjetas con un dígito escrito en cada una.

Actividades: El maestro hace uso de la memoria para ayudar a los aprendices a aprender cómo reconocer cada dígito. Después les explica cómo se juntan para formar números más grandes y utiliza las tarjetas en un juego para ayudar a los aprendices a aumentar su habilidad para leer los números.

Desarrollando un currículo

Estos currículos son sólo dos ejemplos. El trabajo de ayudar al grupo de aprendices analfabetas a lograr todos los objetivos en cada uno es enorme. El educador puede utilizar estos ejemplos para crear un currículo para su programa, siguiendo los pasos descritos en este capítulo:

a) Prepare un grupo de metas y objetivos;

b) Observe todos los recursos disponibles y decida qué materiales serán más útiles para lograr los objetivos.

c) Diseñe un grupo de actividades de aprendizaje para alcanzar los objetivos y colocarlos en una secuencia lógica para el aprendizaje,

d) Diseñe planes de enseñanza para cada período de clase siguiendo la secuencia de aprendizaje.

A medida que comienza la clase de alfabetización, el educador encontrará cosas que funcionan bien y otras que no funcionan. El educador debe estar dispuesto a modificar el currículo a medida que aprende de su propia experiencia.

Figura




Indice - Precedente - Siguiente